La gata sobre el caliente tejado de zinc

¿Por qué no piensas lo mismo que yo?

Me siento tan solo. Se vive más solo con la persona querida que no teniendo a nadie a nuestro lado. Cuando esa persona no nos quiere.

¿Por qué no perderás tu atractivo?

¡Hasta cuando ha de durar este castigo! ¡Esta penitencia! ¿No he cumplido ya mi condena? ¿No tengo derecho a pedir perdón?

Yo no puedo pensar más que en ti. Aún con los ojos cerrados te veo siempre.

¿Por qué no serás horroroso? ¿Por qué esa personalidad? ¿Por qué no has de ser estúpido, feo, gordo o cualquier cosa que yo no sepa soportar?

¡Agrieta este muro de piedra! No me importa cometer estupideces por ti. Yo no puedo vivir de este modo. No puedo. No puedo.

Yo te quiero, y vale la pena luchar.

___________________________________________________________

Película recomendada -> http://vk.com/video_ext.php?oid=161199245&id=162489016&hash=81a98d8d140c6400&hd=1

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s