Te lo mereces

No, no me olvido de ti aunque pueda parecerlo. Sigues en mí presente como hasta ahora: en sueño y vigilia, en realidad y ficción, en cuerpo y alma, en razón y corazón, en tu presencia y tu ausencia, aquí y en la China Popular. Y ahí seguirás.

Te leo, te escucho, te observo, te huelo, mas me alejo. O más bien me silencio, porque opinar lo sigo haciendo aunque no salga de mí. No quiero hacerlo, siento miedo de desaparecer completamente de tus esquemas, pero es algo que te mereces.

Sé que no quieres que esté ahí, así que he decidido no estar. Si así eres feliz, yo soy feliz. Quizás no tanto como en otros escenarios ideales, pero seguro que más que ahora, donde lo único que se representa sobre el tablado de este teatro es odio, tristeza e insatisfacción.

Te puedes quedar tranquilo, intentaré no molestarte más, porque alguien como tú no necesita ser atosigado con mi infinita pesadez.

Por mucho que te desee para mí, la decisión no es solo mía. Todo ha sido un acto egoista por mi parte, que, como de costumbre, no he querido aceptar. Te obligué a hacer todo el trabajo, te obligué a rechazarme y hasta hace poco casi he intentado obligarte a amarme. Así todo, a lo único que he conseguido llevarte es a adquirir odio hacia mi persona, o al menos esa es la sensación que tengo desde hace ya bastante tiempo.

Te quiero demasiado como para seguir haciéndote lo que te he hecho, así que mereces liberarte de mí.

Anuncios

2 pensamientos en “Te lo mereces

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s